Las etiquetas para internet de banda ancha destinadas al consumidor (Consumer Broadband Labels, en inglés) están diseñadas para proporcionar información clara, fácil de entender y precisa sobre el costo y la funcionalidad de los servicios de internet. "Banda ancha" es un término comúnmente usado para indicar que un servicio de internet es de alta velocidad. Se exige a los proveedores de internet de banda ancha (Internet Service Providers, ISPs por sus siglas en inglés) que ofrecen planes de servicio de internet de línea fija o residencial, y/o de internet móvil, la inclusión de una etiqueta para cada plan de servicio que ofrezcan. Mediante la estandarización de dichas etiquetas, los consumidores pueden comparar los diversos servicios de internet en base a un común denominador, facilitándoles así la elección del plan que mejor se adapte a sus necesidades.

Servicio de internet de banda anda ancha fija: es el que llega a su hogar o a otra ubicación específica. Entre los tipos de banda ancha fija se incluyen el cable, la fibra óptica, el DSL y los servicios de internet inalámbrico fijo. Ejemplo de etiqueta de banda ancha fija: https://www.fcc.gov/sites/default/files/Broadband-Facts-Sample-Label-Fixed-Spanish.pdf

Servicio de internet de banda ancha móvil: es el que está disponible mediante un equipo móvil y la cobertura celular del proveedor de servicios de un área determinada. Entre ellos, se incluyen los servicios 3G, 4G y 5G ofrecidos por proveedores de servicios móviles o servicio celular. Ejemplo de etiqueta de banda ancha móvil: https://www.fcc.gov/sites/default/files/Broadband-Facts-Sample-Label-Mobile-Spanish.pdf

Las etiquetas incluyen la siguiente información:

Precio mensual: es el costo del plan antes de agregar cargos y tarifas adicionales mensuales, como el arriendo del módem y los impuestos. Algunos proveedores podrían ofrecer un precio con "todo incluido" ("all-inclusive") representando el costo total que incluye todos los impuestos y tarifas.

Tarifa inicial: es un precio de oferta por un tiempo limitado, ofrecido a veces por los proveedores a los clientes. Si el precio mensual es una tarifa inicial, la etiqueta incluirá el número de meses que esa tarifa se mantendrá vigente o la fecha de expiración de la tarifa inicial, así como el precio mensual del servicio tras la expiración de la tarifa inicial. Por ejemplo, la tarifa inicial puede ser $50 mensuales por 24 meses y tras los 24 meses, el precio aumenta a $60 mensuales.

Duración del contrato: esto solo se aplica a los planes que exigen un contrato. La etiqueta mostrará las condiciones o el número de meses que durará el contrato en el caso de los planes que lo exijan. También incluirá un enlace digital que conduce a los términos del contrato. Con frecuencia, los contratos incluyen pagos por finalización adelantada del servicio o por la cancelación de este antes del último mes de vigencia. Si el plan de servicios incluye un pago por finalización adelantada de este, ello se incluirá en la sección destinada a los cargos adicionales y términos del contrato. Hay que tomar en cuenta que la mayoría de los planes, incluso los planes mes a mes, probablemente incluyan condiciones que requieren la aprobación del cliente.

Cargos y condiciones adicionales

Tarifa mensual del proveedor: son las tarifas que el proveedor de servicios agrega a la cuenta del cliente todos los meses, como, por ejemplo, el arriendo de un módem, servicios de seguridad cibernética, seguro de cableado o de equipos u otros pagos relacionados con los equipos. Cada cargo debe ser incluido y descrito en la etiqueta.

Es posible que algunos proveedores incluyan todas las tarifas e impuestos del gobierno en su precio básico mensual. Si un proveedor incluye todos los impuestos y tarifas en su precio mensual, esos ítems no serán descritos uno a uno en esta sección de la etiqueta.

Tarifas "traspasadas" ("Pass Through" Fees): son las tarifas para programas gubernamentales que algunos proveedores podrían traspasar al consumidor, como, por ejemplo, las tarifas relacionadas con el servicio universal o tarifas normativas. Los proveedores de servicios que opten por traspasar dichos costos deben detallar las tarifas que agreguen a los precios mensuales base, e incluirlas en esta sección.

Tarifas cobradas una sola vez: son ítems como, por ejemplo, la tarifa de "conexión" o "activación" o una tarifa de "instalación", o la compra o arriendo de un módem u otros equipos, y serán descritos en la etiqueta. Estas son tarifas cobradas una sola vez, normalmente cuando se instala o comienza el servicio. Cada uno de los montos cobrados una sola vez será acompañado de una descripción de la tarifa.

Tarifa por fin del servicio antes de lo pactado: es una tarifa que el proveedor cobra a los suscriptores que ponen fin al servicio antes de que expire el contrato.

Impuestos gubernamentales: estos variarán según cada estado y jurisdicción. Algunos proveedores podrían incluir estos cargos en su precio mensual o indicar que estos varían según la jurisdicción. Otros proveedores enumerarán los impuestos aplicables, renglón por renglón.

Averigüe más sobre los cargos que normalmente podrían ser incluidos en la cuenta del cliente, visitando: https://www.fcc.gov/consumers/guides/comprenda-su-cuenta-telefonica

Descuentos y servicios combinados ("bundles")

Descuentos

Es posible que los proveedores ofrezcan ciertos descuentos por la suscripción de múltiples líneas, o por la compra o financiamiento de un teléfono u otros equipos, la inscripción en el pago de la cuenta en línea, beneficios a las Fuerzas Armadas o afiliación a ciertas organizaciones. Los proveedores podrían ofrecer un enlace conducente a una página web aparte, explicando en qué consisten dichos descuentos en la sección "Descuentos y servicios combinados" de la etiqueta.

Servicios combinados (bundles)

Es posible que los proveedores ofrezcan paquetes o servicios combinados, como, por ejemplo, internet más programación de televisión por cable. Los paquetes o servicios combinados pueden tener un costo mensual más caro que el servicio de internet por sí solo y podrían incluir beneficios como descuentos o gratuidad en el precio de los equipos, acceso a plataformas de programación de vídeo (streaming) o servicios de archivo en nubes cibernéticas. Los proveedores deben exhibir una etiqueta para sus servicios de internet de banda ancha por separado (standalone), pero pueden dar información adicional sobre servicios combinados mediante un enlace en la sección de "Descuentos y servicios combinados" de la etiqueta.

Las etiquetas de divulgación de banda ancha originalmente requerían una sección que resaltara el Programa de Conectividad Asequible y exigían que el proveedor indicara si participaba en el programa. Debido a la falta de fondos adicionales del Congreso, abril de 2024 es el último mes totalmente financiado del beneficio de la ACP. Como resultado, esta sección ya no es necesaria en las etiquetas. Visite https://www.fcc.gov/document/wcb-announces-final-month-affordable-connectivity-program-acp para obtener más información (en inglés).

Velocidades con cada plan

La velocidad de internet de banda ancha se mide normalmente en megabits por segundo, o Mbps. Generalmente, mientras más alta es la velocidad, más rápido se pueden descargar archivos y vídeos u otro contenido para ver en línea y subir archivos a la red. Algunos de los servicios de internet de mayor velocidad pueden medirse en Gigabits por segundo, o Gbps.

Los "bits" son las unidades mínimas de datos que componen el universo cibernético. Un "byte" se compone de hasta ocho bits relacionados que podrían representar una letra u otro símbolo. Un "kilobit" equivale a 1,000 bits; un "megabit" equivale a 1 millón de bits; un "gigabit" equivale a 1,000 megabits.

La FCC exige a los proveedores de servicios de internet (ISPs) indicar en sus etiquetas las velocidades típicas de carga y descarga de datos para los servicios de internet de banda ancha fija y móvil. Estas velocidades no siempre son las que se publicitan y podrían no ser las velocidades que los clientes vean cuando realicen pruebas de velocidad en sus teléfonos u otros equipos. Una vez que el servicio se conecta a un módem y a los enrutadores instalados en el hogar, el número de equipos conectados podría afectar la velocidad recibida por los mismos.

Velocidad típica de descarga o bajada: es la velocidad en que los datos, o "bits", llegan a un equipo, normalmente medida en Mbps. Mientras más alta es la cifra, mayor es la velocidad. Las velocidades de descarga de datos pueden afectar la calidad de los vídeos, servicios de juegos y otras aplicaciones.

Velocidad típica de carga o subida: es la velocidad en que los datos pueden ser enviados desde un equipo a otros, medida normalmente en Mbps. Mientras más alta es la cifra, mayor es la velocidad. Las velocidades de carga de datos pueden afectar las aplicaciones que transmiten una alta cantidad de información (datos) o bits. Como, por ejemplo, fotos o videoconferencias. Una lenta velocidad de carga de datos puede dificultar el uso de varios equipos simultáneamente en un hogar, afectando el teletrabajo o la asistencia a clases virtuales.

Latencia típica: es el lapso que demoran los datos en avanzar de un punto a otro, vía internet, medido en milisegundos. Esta medida también se conoce como "demora" (lag). La baja latencia indica mejor calidad de conexión. Sin embargo, una cantidad mínima de latencia, asociada a la distancia recorrida por los datos, es casi inevitable. La latencia puede causar notorios retrasos en la transmisión (streaming) de vídeos, audio en tiempo real y juegos de vídeo en línea. Al igual que las velocidades de carga y descarga de datos, la latencia que se indica en la etiqueta es la que el usuario puede prever para el servicio. Los altos niveles de latencia pueden dificultar la participación de los servicios de comunicaciones en tiempo real, como, por ejemplo, la atención de salud a distancia, o una conversación con la utilización de lenguaje americano de señas (American Sign Language, ASL).

Volumen de datos incluido con cada precio mensual: iindica el volumen de datos que el plan ofrece antes de agregarle cargos extra e independientemente de disminuciones en su funcionalidad por otros factores. A este ítem también se le conoce como uso máximo de datos ("data cap") y se presenta típicamente en gigabits (GB) o terabytes (TB).

Si el plan incluye un límite para el uso de datos, el proveedor debe dar a conocer ese límite en la etiqueta, así como cualquier cambio o reducciones en el servicio por el uso de datos que supere el límite incluido en el plan. Esto normalmente se exhibe como "costo por gigabit". Por ejemplo, "$5/GB". Es posible que la etiqueta incluya también un enlace al sitio web del proveedor, con detalles adicionales sobre los límites de uso de datos y cualquier costo asociado al uso adicional de datos.

Administración de redes: es la forma en que el proveedor de servicios de internet administra los datos que fluyen a través de sus redes.

Los proveedores deben ofrecer, en la etiqueta, un enlace que conduzca a información sobre su política de administración de datos. La información debe incluir aspectos como la prioridad de bloqueos, limitación de velocidad (throttling) y prioridad por pago.

Bloqueo: acción intencional que evita la descarga o flujo de determinados contenidos a través de redes y/o a cuentas de usuarios.

Reducción de velocidad (throttling): reducción intencional de la velocidad de la red, aplicada a ciertos contenidos o niveles de suscripción.

Prioridad por pago: aumento de las velocidades de carga y descarga de datos para ciertos contenidos, en base a suscripciones de mayor costo o a acuerdos con proveedores de contenido.

Política de privacidad: La compañía de internet debe incluir un enlace a su política de privacidad y debe cumplir con las normas de privacidad de la FCC para inscripciones de cable y teléfono. (Consumer Guide: Protecting Your Privacy – Phone and Cable Records, en inglés)

Atención al cliente: la etiqueta también debe incluir un número telefónico y un sitio web destinados a la atención del consumidor.

Updated:
Monday, March 18, 2024