¿Qué es una tarjeta SIM?

SIM es el acrónimo en inglés de “Subscriber Identity Module” (módulo de identificación de abonado), un identificador único que se encuentra dentro de cada dispositivo celular y permite a los proveedores de servicios inalámbricos conocer el número de teléfono asignado al usuario. La tarjeta SIM almacena sus datos personales y puede ser extraíble, según el dispositivo.

La tecnología de las tarjetas SIM ha evolucionado con el tiempo, lo que ha dado lugar a tarjetas de tamaño más pequeño (micro y nano) que han creado más espacio en el teléfono móvil para que los fabricantes aumenten el tamaño de la batería o agreguen otras funciones. Para reducir al mínimo el espacio que ocupan las tarjetas SIM, se desarrollaron las tarjetas eSIM.

¿Qué es una tarjeta eSIM?

La "e" en eSIM significa "embedded" (integrada).  Una tarjeta eSIM está integrada en el propio teléfono.  Gracias a sus ventajas, las tarjetas eSIM están reemplazando a las nanotarjetas en los modelos de teléfonos celulares más nuevos.

¿Es posible que mi teléfono tenga tanto una tarjeta SIM como una tarjeta eSIM?

Algunos teléfonos celulares pueden tener tanto una tarjeta SIM extraíble como una tarjeta eSIM, lo que permite a los clientes tener dos números diferentes, como un número personal y un número de trabajo, en un solo dispositivo. La característica de doble tarjeta SIM es compatible con una amplia gama de teléfonos móviles y actualmente hay muchos proveedores de servicios inalámbricos que la ofrecen.

¿Tener una tarjeta eSIM mejora la seguridad de mis datos?

Sí, existen importantes beneficios relacionados con la seguridad. No se puede robar una tarjeta eSIM sin robar el teléfono, mientras que las tarjetas SIM extraíbles a veces son robadas y utilizadas en estafas de portabilidad numérica. Es entonces cuando los ladrones de identidad intercambian de forma fraudulenta las tarjetas SIM robadas en diferentes teléfonos para obtener acceso a los mensajes de texto y las llamadas de la víctima.  Los ladrones pueden entonces intentar restablecer las credenciales y obtener acceso a las cuentas financieras y de redes sociales de la víctima. 

Para obtener más información sobre el intercambio de tarjetas SIM, las estafas de portabilidad numérica, la clonación de teléfonos celulares y el fraude de abonados, consulte nuestra guía del consumidor sobre el fraude de telefonía celular.

¿Qué deben saber los consumidores al cambiar su teléfono celular o adquirir un modelo superior?

Cuando llegue el momento de cambiar su teléfono celular o adquirir un modelo nuevo, revise su teléfono anterior para averiguar si tiene una tarjeta SIM física, si utiliza una eSIM, o ambas cosas. Si el dispositivo que va a cambiar utiliza una eSIM, borre todos los datos de la tarjeta eSIM antes de deshacerse del dispositivo o de reciclarlo. Consulte al fabricante y a su proveedor de servicios por las instrucciones sobre cómo borrar correctamente los datos. Si su teléfono anterior tenía una tarjeta SIM física, debe quitarla. Puede guardarla de manera segura como copia de seguridad o destruirla para que no haya riesgos de que le roben los datos.

¿Cuáles son algunas de las ventajas de las tarjetas eSIM?

  • Es más fácil cambiar de proveedor de servicios y conservar el mismo teléfono.  Los consumidores que tienen dispositivos desbloqueados y desean cambiar de proveedor ya no necesitan cambiar físicamente su tarjeta SIM. En su lugar, las tarjetas eSIM pueden ser reprogramadas a través de la configuración del dispositivo para que funcionen con un nuevo proveedor.
  • Al viajar al extranjero, en lugar de reemplazar la tarjeta SIM por una de un proveedor local, los consumidores pueden seleccionar una de las opciones disponibles para el país o los países que tienen pensado visitar, una función habilitada por las capacidades de la tarjeta eSIM de su teléfono; en algunos casos, a través de un menú desplegable de la configuración del teléfono. Algunos fabricantes de teléfonos ofrecen instrucciones sobre cómo utilizar los planes de dos proveedores distintos al utilizar una tarjeta eSIM y una tarjeta SIM tradicional. Consulte más consejos de la FCC para consumidores sobre el uso del teléfono celular en viajes internacionales.
  • Para quitar o cambiar las tarjetas SIM físicas se necesita una herramienta pequeña o un clip a fin de destrabar el compartimento que contiene la tarjeta dentro del teléfono. En el caso de las tarjetas eSIM, no es necesario acceder a una tarjeta física, por lo que no se necesitan herramientas.
Date Last Updated/Reviewed: 
Tuesday, April 21, 2020