La mayoría de las personas conoce el phishing (suplantación de identidad), o las estafas por correo electrónico, pero es posible que no sepa que los estafadores también pueden atacarlos con mensajes de texto engañosos enviados a sus dispositivos inteligentes. Esto se denomina "smishing": un híbrido de SMS, por "servicio de mensaje breve" y phishing.

Las estafas por smishing cada vez son más comunes, según los informes de noticias recientes de Fort Myers, Fla., Buffalo, N.Y. y Canton, Ohio (en inglés).

Un mensaje de estafa por smishing puede parecer procedente de un banco (tal vez su propio banco), y puede incluir un enlace o un número de teléfono como cebo para hacer clic o llamar. Si lo hace, existe una gran posibilidad de caer en la trampa. Y es allí cuando comienza el trabajo de los estafadores, manipulando su información personal, la cual pueden vender y/o usar en otras estafas. Los estafadores de smishing también pueden convencerlo para que descargue malware en su dispositivo.

El blog técnico Krebs on Security (en inglés) recientemente trajo a la luz una estafa por smishing particular en Ohio, que permitió que los ladrones desvíen dinero en efectivo de nuevos cajeros automáticos "sin tarjeta" a los que se accedía desde teléfonos inteligentes. Dichas estafas son particularmente efectivas cuando se utilizan tácticas engañosas para manipular a las víctimas, según un artículo reciente de Betanews (en inglés). "Los criminales adoran el smishing porque los usuarios tienden a confiar en los mensajes de texto más que en los correos electrónicos", explica el artículo de Betanews.

Entre las medidas que usted puede adoptar para evitar convertirse en una víctima de smishing se incluyen:

  • Nunca haga clic en enlaces, responda a mensajes de texto ni llame a números que no reconoce.
  • No responda, incluso si el mensaje le solicita que envíe el texto "STOP" (Detener) para finalizar los mensajes.
  • Elimine todos los mensajes de texto sospechosos.
  • Asegúrese de que el sistema operativo y las aplicaciones de seguridad de su dispositivo inteligente estén actualizados a la versión más reciente.
  • Considere instalar software antimalware en su dispositivo para mayor seguridad.

Valide todos los mensajes de texto sospechosos. Si recibe un mensaje de texto supuestamente de una empresa o agencia gubernamental, revise la información de contacto en su factura o busque el sitio web oficial de la empresa o agencia. Llame o envíe un correo electrónico por separado para confirmar si recibió un mensaje de texto legítimo. Una simple búsqueda en la Web puede frustrar a un estafador.

Expectativas: Deténgase antes de caer en la trampa y evite la urgencia por responder. Según el FBI, los estadounidenses perdieron más de $1.4 miles de millones por estafas cibernéticas en 2017 (en inglés), y una parte significativa de ese monto se atribuye a brechas de datos personales, robos de identidad, fraude de confianza y fraude con tarjetas de crédito, que totalizan cientos de millones de dólares.

Si usted cree que es víctima de smishing, comuníquese con la agencia de orden público para informar la estafa. También puede enviar un reclamo (en inglés) a la FCC sin costo alguno. Lea las Preguntas frecuentes del Centro de reclamos de la FCC (en inglés) para obtener más información sobre el proceso de reclamos informales de la FCC, incluida la forma de presentar un reclamo, y lo que sucede una ver hecha la presentación.

De manera adicional, puede enviar reclamos sobre fraudes a consumidores a la Comisión Federal de Comercio en https://www.ftccomplaintassistant.gov (en inglés).

 

 

 

   

 

 

Updated: 
Friday, November 9, 2018